Menu

CECILIA ORTIZ: POESÍA ACTUAL DE VENEZUELA

Cecilia Ortiz (San Casimiro, Venezuela, 1951). Licenciada en Letras (UCV). Ha publicado los poemarios: Trébol de la memoria (1978); La pasión errante (1986); Autorretrato (1993); Naturaleza inventada (2000); Entremarino (2006);

Gladys Mendía 2 años ago 78
Compartir:

Cecilia Ortiz (San Casimiro, Venezuela, 1951). Licenciada en Letras (UCV). Ha publicado los poemarios: Trébol de la memoria (1978); La pasión errante (1986); Autorretrato (1993); Naturaleza inventada (2000); Entremarino (2006); Daños espirituales (2007); Trébol. Antología Poética (2008); La espera imposible (2016); La edad de la templanza (2018).

Selección de Gladys Mendía

De La espera imposible (2016)


Conozco el mecanismo
de la poesía
las líneas
vienen al paso
se fracturan
la metáfora
da el esplendor
la página en blanco
es apenas un punto
incandescente
el milagro

Mi puño de metal
sobre la página en blanco
El deseo de alcanzar la escritura
Para ser vencida por su voz
Deleitarme
con las metáforas
Embriagar ese cuerpo vacío
que ya se nutre
con lo que quiero decir
Sale airoso
Demencial violento tierno

Mañana
armaré una alharaca
porque escribí

Mañana
aturdiré a todos
con mi aire especial

Después quedaré muda
llena de miedos
Atrapada en la cotidianidad

Vivir en el latido de un poema
albergar su sombra delirante
que aguarda y protege los sentidos
Vivir en su agua seca cristalina
Si no hay manera de decir adiós
el poema lo dice
Es la única forma de proteger al poeta
que vive en su ensueño delirante
Y sólo acusa presencia bien activa
con sus palabras bellas y sentidas

Rituales

Esconder el lápiz
Ver las manos sacando
hilo del aire para la costura
Fumar desesperadamente
Apresurarse antes
de terminar la fiesta
Guardar el cuaderno
y todo rastro
Despejarse y olvidar

Cautiverio

No puedo salir más de la casa
respeto la sombra
sólo hay tiempo para la poesía
riega la abundancia interior
florezco
y el perfume queda para después

De La edad de la templanza (2018)


El silencio de los paraguas

Paseo por el bosque

de un poema

Con el perfil solitario

de los transeúntes

La ciudad me mira

con recelo

Busco pasos andados

y celebro lo que tengo

Avizoro regalos en las certezas

Me pregunto

Cuándo saldré del embeleso

La fortuna de quedarme

en un solo tiempo

**

El carrusel

Un juego radiante

encarna el carrusel

de los encuentros

El mismo centro

donde la felicidad

comienza

La fuerza de los espejismos

Y en el aire siempre

los delirios

**

Pronto llegará la hora del descanso

y el ensueño

me liberaré el cuerpo

descansaré en ese bullicio

de ratones ensalmados

que saldrán a buscarme

para la fiesta del dormir

**

Si no se da una cosa

por venir

se da otra cosa

por placer

Se vuelve a la guerra

para quedar en paz