Menu

RIVKA PONET: POESÍA ACTUAL DE VENEZUELA

RIVKA PONET nació en Caracas, Venezuela es periodista y escritora, vive en Nueva York desde el año 2000. Experta en comunicaciones estratégicas, manejo de crisis, relaciones con la prensa, y

Gladys Mendía 4 años ago 61
Compartir:

RIVKA PONET nació en Caracas, Venezuela es periodista y escritora, vive en Nueva York desde el año 2000. Experta en comunicaciones estratégicas, manejo de crisis, relaciones con la prensa, y campañas de información pública.

Selección de poemas inéditos

Soledad

Te escribo desde la soledad.
El lugar de donde soy, y donde habito.
Ciudadana de este alborotado mutismo.

Mi soledad puede ser tan grande,
a veces tan pequeña y asfixiante.
Oscilo entre la agorafobia y la claustrofobia.

Sí, claro que he intentado renombrar este sitio.
Pienso en reprogramarme,
entender todo de una manera diferente,
calmar este vórtice de emociones,
reinventar este espacio,
renombrar mis calles y avenidas,

Por medio de un ritual,
he atesorado todas mis urgencias,
las he guardado en un cofre y tirado al fondo del océano.

No tan rápido.
Al verme sin ellas,
me convertí en buzo, salté al agua, y las rescaté.
Mis emociones son todo lo que tengo.
Aquí seguimos,
mis ansias, y yo.
Hemos pasado tantas juntas.
Hemos crecido tanto,
pero no a la par. 

Sí, claro que buscaré emigrar.
Mudarme a la tierra prometida del aquí y el ahora.
Pero,
perdóname, 
no tengo estómago para ser extranjera una vez más.

Yo soy de aquí.
Del lugar donde la alegría es éxtasis
y la tristeza depresión.
Déjenme aquí.
Con mis sueños tántricos,
y tiernos deseos resueltos a no envejecer. 
Con mis bailes en el baño,
y besos imaginarios
en el espejo del pasillo.

Me dices que me empodere,
que me adueñe de mi feminidad,
que encarne la autoridad de mi género,
y me tire al mundo con cada paso.

Cuánta razón tienes.
Es tiempo de apropiarme de esta energía
de transformarla,
disfrutarla.
En soledad…
Por ahora,
o al menos
hasta que pase la pandemia.

Haikus…

Podría llorarte
años,
y no sería suficiente

Es dejándote ir
puedo amarme
y amarte más

Estoy dejándote
en poemas
y llorando en haiku

Me siento ansiosa
la flor en
eterno invierno

Tantos ojos
desperdiciados
en pequeñas pantallas

Triste:
cuando pienso que te amo
ya no sé si lo siento