Menu

AMARÚ VANEGAS: Poesía Actual de Venezuela

    AMARÚ VANEGAS (Venezuela, 1977) Ingeniera Industrial, Poeta, Actriz, Directora y Productora de Teatro y Cine. Magister Scientiae en Literatura Latinoamericana y del Caribe. Fundadora de las agrupaciones Catharsis

Gladys Mendía 5 años ago 43
Compartir:

Amarú Vanegas (2)

 

 

AMARÚ VANEGAS (Venezuela, 1977) Ingeniera Industrial, Poeta, Actriz, Directora y Productora de Teatro y Cine. Magister Scientiae en Literatura Latinoamericana y del Caribe. Fundadora de las agrupaciones Catharsis Teatro y Fundación Cultural Púrpura. Realiza Tertulias Artísticas en Venezuela, Ecuador, Colombia, Chile, Uruguay y Argentina. Facilitadora de talleres de promoción de lectura y creación literaria. Invitada a la Feria del Libro de Bogotá, Festival Internacional del Cultura de Boyacá, Festival Internacional de Poesía de Manizales, Fiesta de la poesía de Villa de Leyva, Encuentro Universal de Escritores Vuelven los comuneros, Feria Latinoamérica del Libro de Cartagena de Indias, Encuentro Internacional “En la Senda de la Palabra” Ecuador y Festival Internacional de Poesía de Bogotá.

Publicaciones y Premios en Literatura:

Mortis, Monólogo teatral (Venezuela, 2001)

El canto del pez, Poemario (Venezuela, 2007)

Híbrida, Poemario en la antología 8 Mulheres en portugués y español (Brasil, 2015)

Criptofasia, tercer lugar en el V Concurso de Relatos SttoryBox (España, 2016)

Dioses proscritos, Premio Internacional de Poesía Candelario Obeso (Colombia, 2016)

La vena de la desobediencia en la antología universal Oír ese Río. (Argentina, 2017)

7 poemas en Antología Poética América grito de Mujer del XI Encuentro Universal de Escritores Vuelven los comuneros (Colombia, 2017).

Añil, Premio Internacional de Poesía Alfonsina Storni (España, 2019)

 

 

Selección por Gladys Mendía de Añil (España, 2019)

 

 

LA CAÍDA

 

Lo confieso,
no quise encajar.

Mezclé las formas universales,
probé los actos criminales y justos,
busqué en las lenguas ajenas mi propia respiración:
ninguna calzó, ninguna parte acoplaba.

En esta vena mía algo jadea, se tuerce,
crece en direcciones inesperadas
rutas que se polarizan.

Soy el espasmo de las cosas,
un algo que ronca.
Solo los sueños tienen el mapa de siglos,
la parte del mito que me corresponde por herencia.

Pero al fin y al cabo
¿cómo entender el mundo propio sin romperse?

 

 

EL TRUENO

 

Repetir la esquirla en los ojos,
la herida bajo las uñas,
rascarse los huesos.
No bastan dos orillas para cruzarnos entre tantos sueños
conocidos.

Así la isla,
palabra fingida,
sembrando árboles condenados al fracaso;
rasgando la corteza hasta que venga la larga noche
y en la voz del trueno
se erija la frase definitiva.

La muerte es el único milagro.

 

 

MANTO

 

Viene con sus aves
de noticias blancas o negras.

Mientras descubro el misterio en la ventana,
percibo cierta fobia a los relojes,
los segundos.
Convulsión de agujas.

La muerte teje el manto del tiempo.

 

 

DELIRIO

 

En el comienzo era la sal,
el aire como un demonio
y su grito de sirena negra.

¿Quién podía librarse del delirio?

Aquí cantaron criaturas
que destejían sus mortajas.

Traían el ánfora,
la pala,
el hacha
y trozos de lenguas antiguas;
jergas desconocidas.

 

 

DESEO

 

Intentaste robar mi palabra
como el fuego de los dioses.

Pobre,
no sabías.
La palabra
es algo que nadie tiene en la boca,
tampoco en el pecho.

La mía está en el deseo.