Menu

NINFA MARÍA: POESÍA ACTUAL DE CHILE

  Cecilia Beltrami, alias NINFA MARÍA, se formó como psicóloga en la Pontificia Universidad Católica de Chile, dedicándose también a la exploración de artes como la escritura, la fotografía y la performance.

Gladys Mendía 5 años ago 83
Compartir:

NINFA2

 

Cecilia Beltrami, alias NINFA MARÍA, se formó como psicóloga en la Pontificia Universidad Católica de Chile, dedicándose también a la exploración de artes como la escritura, la fotografía y la performance. En cuanto a lo literario, el año 2017 fue seleccionada para formar parte de la XVII versión del concurso Santiago en 100 palabras. El 2018 publica su primer poemario Líquida, también se posiciona dentro de los mejores relatos del 1° Concurso de Minificción Zetta (Venezuela). Participa del 1° Festival de Poesía en las Escuelas, así como de lecturas poéticas en tomas feministas de distintas universidades de Santiago y del ciclo Gritonas, en Coquimbo. Gestiona el ciclo poético Poesía sin aplausos, con presentaciones en la IV región y prontamente en Santiago. El mismo año forma parte del Laboratorio de Escritura de las Américas, auspiciado por la Fundación Pablo Neruda, participando en su publicación N°30, Horóscopo Andino. Además, sus poemas son incluidos en la Antología Sin Fronteras de la Sociedad de Escritores de Chile Sin Fronteras, lanzada en el contexto de la Feria Internacional del Libro de Santiago 2018. Cabe mencionar que algunos de sus poemas han sido publicados en medios electrónicos, tales como Diario Cine y Literatura.cl, Revista La Marraqueta y Revista Grifo. En el 2019 será incluida en dos antologías: Tumbos, gestionada por una editorial independiente de la V región y Poesía en toma, una recopilación de poemas leídos en diversas tomas feministas en las universidades de todo el país.

 

 

Estoy tratando

                                                                                                                     

Sí, he tratado de ser como ellos

incluso si nací más alta

más indecisa al poner sellos

y más ridícula entre mis faldas

 

Trato de meter mi almuerzo suculento

en unos potes tan pequeños

la salsita resbala y se pierde

lo ensucia todo

hay algo que queda fuera siempre

¿una parte de mí?

la de los toros sueños

creciendo hacia la niñez

mientras los espectadores con miedo

me dicen que camine con los codos

que limpie el exceso

como se hace en la adultez

raspándose todos los apoyos

tendiendo a la tierra

¡No!

yo sólo me arrodillo ante el arroyo

ante el kinkaburi de los árboles que refrescan

busco estirarme hacia las galaxias que aterran

y que beso

probar trepar un poco

 

La salsa que resbala

cae al suelo

mis heridas saben dulce

adentro de ellas yo me toco

me siento y me conozco

bebo mi silencioso ulte

a veces llego a vislumbrar el cielo

pero siempre me retan, porque me aporreo

 

Normal he tratado de ser

pero la tiritona me marca

me enrolla en sus vestidos

sus velos no me dejan ver

me encierro en un arca

y llena de sinsentido

dentro de ella me echo a correr

ciega e involuntariamente lozana

como esa fruta fresca

que en un cajón olvidada

ya sabe su destino

de musgo y moscas larvadas

 

Mis bordes son engañosos

juro que ahí he tratado de calzar

de entender esos dardos

que se me pegan como si fuera un blanco

trato de ponerme una rosita en la cabeza

y de llevar un queque a la fiesta

pero todo lo inunda ese jugo

Para ocultar las manchas uso ropa limpia y negra

una sonrisa nunca tan loca

y mis ganas de saber qué es lo que cuenta

 

He tratado con la tele y la radio

pero tanta idiotez no me la banco

a veces lo mismo en la fiesta

con la salsita

y mis heridas

 

No hay arroyos

ni destinos

sólo ulte y dardos perdidos.

 

 

Pedí

 

Alguna vez pedí que el recreo fuera más largo

quedarme rebotando en un fractal infinito de piernas que corren

pedí que me llegara el don de las matemáticas

que me dejaran jugar arriba de los árboles

¡si no me caigo!

pero caí en la balanza del bien y el mal

entonces

pedí que mis papás no se pelearan

que nadie se riera de mí

pedí tener más amigos

sacarme las mejores notas

escuchar canciones nuevas

pedí que rieran todos mis días

ser radiante, como una Miss 17

pedí tener más años

un cuerpo de seda

un amor de fuego

quedarme rebotando en un fractal infinito de piernas que abrazan

pedí amistades de acero

perderme con ellas y nunca de ellas

pedí para siempres más de cien veces

pedí experiencias en un loop kármico

que se parecía más mi caja de los cables

todos enredados y sin saber cuál era para qué

me quedé rebotando en un fractal infinito de piernas que corren

pedí que todo cambiara

pedí no querer tanto

pedí no odiar tanto

pedí salir del fractal

la balanza me tenía mareada

pedí dejar de ahogarme

pedí que me incineraran los sueños

que me dejaran los libros y alguna ropa

pedí no perderlo todo

pero me dio la weá y boté todos los cables

perdí, perdí y perdí

hasta que me di vuelta el loop

entonces gané las cicatrices

que me llevaron a nuevos árboles

el acero se convirtió en papel

y el fuego en agua

 

pedí una tarde de té

contar con algún aprecio

me quedé rebotando en un fractal infinito de piernas que observan

feliz en la orilla

 

 

Las poema

 

Con las bellas envahecidas

Sentadas en el pasto, fotográficas

Labios purpúreos sumidos en hilos-humo

Pestañas cada vez más luces

El pelo impulsivo por tanta posibilidad

Una hilera de nombres propios saliendo de una

tratando de anudarse a la otra

la otra, ese misterio profundo y bello

 

Sí, todo es hermoso

nadeamos en glitter

miramos las tortugas deformes de cielo

guardamos las penas para

ese después que ojalá no existiera

 

Juntas soplamos ramas etéreas

y promesas que mañana serán blancas

Mi brazo te abraza para abrazarme a mí misma

respetamos ese ritual

nunca decir-cortar

sólo decir-soplar

fijarnos al contorno luminoso

el centro es demasiado horrible

demasiado tieso

lleno de verdades

que no riman con los tonos de la tarde

 

El rito gira en sí mismo

unidas por los bordes

La belleza

¿acaso importa algo más?

Si todo suele ser ilusión

mejor soplar palabras

sueltas y recicladas

desproporcionadas y llanas

crudas y glamorosas

a veces derretidas

y escuchar el aplauso de las hojas

 

No hablar de la vida forastera trilobita

hablar siendo el poema

que nunca se cierra

aplastar el sentido

ama(s)arlo

con la sonoridad lila de nuestras risas

las ideas se destejen

se evaporan hasta la punta de la araucaria

acompasadas por trinos de micros y vendedores de

trufas, pies descalzos

 

Las ganas ya crujen

siempre algo entre mis dedos

más hebras

ríen y se aburren

sedientas

entonces

Vino para quedarse

hasta que el azul se haga negro

y los ojos se hagan baile

 

NINFA1.jpg