Menu

Demetrios Galvão: POESÍA ACTUAL DE BRASIL

Gladys Mendía 4 meses ago 68
Compartir:

Demetrios Galvão (Teresina/PI, 1979) es profesor, poeta y editor. Autor de los libros de poemas Fractales Semióticos (2005), Insólito (2011), Bifurcaciones (2014), El Reverso de la Lámpara (2017) y Rehabitar (2019). También publicó el objeto poético Capsular (2015) y la plaqueta La Inconstancia de los Flujos (2023). Tiene poemas publicados en diversas antologías y revistas literarias. Es coeditor de la revista Acrobata, que está en actividad desde 2013: https://revistaacrobata.com.br/.

Traducción de Gladys Mendía.

el mundo hecho con las manos

en el universo antropomágico

del mundo hecho con las manos

existen seres hermosos en su simplicidad

algunos visibles y otros invisibles

esta comunión que fructifica

una espiritualidad suave

de la mano de la mística del mundo

el ciclo cósmico renueva ruinas

y la fuerza transformadora

produce alimentos

moldea edades abstractas

brilla palabras en la oscuridad

la humanidad se alimenta de la mano de la naturaleza

una sábana cubre la piel gruesa

un reino de silencios silba en la epidermis

son marcas de un plano líquido

manchas de una pedagogía lírica

alegrías guardadas en pequeñas cáscaras

una vida deja rastro en la tierra fina

una sábana cubre la piel gruesa

sueña la cabeza protegida de los truenos

sobre frágiles esperanzas

un museo organiza memorias

de una existencia que se deseó vivir

líquida retirada del pensamiento de las lluvias

para una criatura encantada vol. 1

tarsila ojos-de-fuego

eres tú quien despierta las tormentas

quien libera los días de los capullos

quien presta equipaje a los peces.

rayo embriagado

sigue las leguas de Antonio

cabalga flechas de otros temperamentos

y avanza sobre las dimensiones del espíritu.

tarsila ojos-de-fuego

lleva en el gesto la inquietud

los aromas fugaces del viento, el garabato de las estaciones difíciles

deja una existencia profunda en cantos ahuecados.

arquitectura atonal sobre pasto santo

figura de encanto refinado

son tus vidas las que iluminan los refugios suspendidos

morada de Bandini y Amelie.

tarsila ojos-de-fuego

escapó del domingo fantasmagórico, de la catequesis mafiosa

no quiso ser pájaro, edificio salvaje, planta ornamental

pero solo el amarillo le sienta bien.

tu humor es ternura tatuada en el ombligo de la aurora

ojo impuro de todas las vistas encantadas.

amarillo es la huella de bondad encendida en los salones de porcelana

donde se aplican trucos maravillosos.

tarsila, tus ojos provocan incendios en los cementerios barrocos.

la cordillera que nos invade

al ritmo del club de la esquina

figura jubilosa amatista

tus labios son territorios carnívoros y en ellos

interpreto tu forma de ser en el balanceo de la casa:

-lengua de dos conjugados

jurados hasta los últimos días

pacto de sello-carne

ungidos en unidad rock

en los patios de la visión licenciosa. –

invado tu cuarto secreto

me uno al venenoso de tu signo

descifro la temperatura de tu cuello-abismo

envío sobres con serpientes seductoras.

tu música tiene hambre de elucubraciones susurrantes

los maullidos son consecuencia de halagos secretos

marcamos en el calendario un truco contra el tiempo

en un destello repentino liberamos desatinos circulares.

fulgurantes y contaminados, nos convertimos en cordillera

nuestra esencia reptil … nuestros riñones vegetales …

transfiguramos la selva densa en sábanas brumosas

… brotó una orquídea lila en lo alto de nuestras ingles.

en aquel cementerio de alas

robamos un vuelo que estaba apoyado

dibujamos raíces aéreas para el aterrizaje

saltamos sin miedo sobre los hombros rocosos.

rinocerontes de la ternura

para los amigos, al ritmo de The Clash

nosotros, rinocerontes de la ternura

nosotros, rinocerontes condenados a la extinción

conocemos bien a los dragones de la ciudad,

sus disfraces alcalinos, sus jergas oblicuas…

en nuestro hemisferio interior navega una yubarta

que nos salva de los naufragios y del ataque de la sierra.

nosotros, rinocerontes de la última hora,

sabemos que todo pecado será bendecido cuando se hace con amor

sabemos también que un ojo sucio ve adelante

cuando dentro de la noche vago, lo que se siente son escalofríos.

no somos animales homeopáticos,

conocemos al patrón de las terminales de autobuses y

el mal olor de su hospitalidad.

nosotros, rinocerontes del partido-romántico-libertario,

aprendimos sobre la música de los punks,

el delirio de los drogadictos y la formación de la clase obrera.

atestiguamos partículas de vida metálica

masticando olvidos en un barrio sin nombre.

descubrimos que las calles maduran edades descompasadas

en su invernadero volátil.

¿Cuántos barrios marcan nuestra geografía

en la urgencia de cualquier recuerdo?

¿Quiénes son nuestros aliados

en este juego secreto de fuerzas invisibles?

¿Quiénes de los muchos con quienes bebimos

serán solidarios en la última hora?

-Sobrevivimos con palabras diferentes

pero nos encontramos en el afecto.