Menu

ANTONIA DEL MAR RIQUELME FUENZALIDA: POESÍA ACTUAL DE CHILE

Antonia del Mar Riquelme Fuenzalida (Santiago, 1998) es una escritora bilingüe y bicultural cuya doble nacionalidad, chilena y estadounidense, ha influido enormemente en su producción literaria. Actualmente ha egresado de

Gladys Mendía 2 años ago 102
Compartir:

Antonia del Mar Riquelme Fuenzalida (Santiago, 1998) es una escritora bilingüe y bicultural cuya doble nacionalidad, chilena y estadounidense, ha influido enormemente en su producción literaria. Actualmente ha egresado de la carrera Literatura Creativa de la Universidad Diego Portales, luego de haber realizado una tesis creativa y esperando su defensa. La tesis consiste en un poemario bilingüe en el cual auto-traduce sus poemas del inglés al castellano y vice versa. Fue publicada en Palabra de poeta: Antología de poesía del IV Festival Internacional de Poesía de Santiago 2021 y en la Revista Grifo #41. Sus dos inspiraciones poéticas son Emily Dickinson y Alejandra Pizarnik.  

Sísifo

El parche se incrusta en la carne

Me recuerda que debo detenerme

o la herida nunca sanará

Pensé que sabía cómo fingir

Pero he perdido todas las respuestas

Por años he estado ahorrando

para un sueño impagable

en una ciudad rayada

con paredes que gritan:

Olvídate

No vale la pena esperar a Godot

no vas a escapar del horroroso Chile

Pero las calles brillan

bajo el sol meridiano

Alzo la mirada hacia los árboles

Y el verde se transforma en oro

Colmada de paz

las palabras me habitan

se introducen en la carne

fluyen por mis venas

hasta llegar a los pulmones

                                    exhalo

La carnicería

Nadie piensa que la luz

puede llegar a doler

La mañana esteriliza mis ojos

revelando lo que la noche

ocultó

El sabor a tequila

de sus labios

me paraliza

Las palabras

se quedan atascadas

en mi garganta

Se corroen

Regreso

a aquella tarde

que fui añicos

y sus dedos dejaron

galaxias púrpuras

en mi piel

Dentro de la penumbra

me desalojo de mí misma

soy la que nunca fui

Nos separamos

sin nombre o rostro

Sal y Arena

Pero el mar me recuerda

que el mundo es vasto

Me voy saciada de océano

Sobre un cielo plateado de tierra

Pulmones llenos de rocío salino

Yo cambio

El mar, permanece.

 Creta

La respiración se agita

desde las costillas

hasta el pecho

a punto de estallar

Me miro a mí misma: una niña

petrificada

Extiendo mi mano,

Pero no puedo tocarla 

Ya no existe

Nos sumergimos en la pista terrosa

Su lengua traviesa mis labios

como una larva hambrienta

Hunde sus dedos y me ahoga

No recuerdo haberme vendido

La transacción ocurrió en otra lengua

extraña e incomprensible

Take thou thy pound of flesh

Pero, cuídate

Aunque me trajiste

al laberinto,

yo no soy Ariadna

Llevó su hilo

Y de aquí me iré 

Teselación

Intentaron  retorcerme

en la forma adecuada

Hasta que mi cuerpo cedió

Y caí sobre sus pies

Lo intentaron, decían, por mi bien.

Lo intentaron sin descanso

En vano

Mis manos sangraron

cuando quise juntar

mis pedazos,

uno por uno

estaban demasiado dañados

para volver a unirlos

Arrinconada en una esquina

la luz comienza a rebotar

Soy un caleidoscopio

Todo es reflejo y patrones

Para volver a unirme

en destellos de color

debo simplemente girar

Cáscaras de naranja

Últimamente las palabras

llegan en castellano

con la fragancia de cáscaras de naranja

Y le dan una dulzura a mis versos

que nunca antes probé

He descubierto

una parte oculta de mi cerebro

que durante años fue silenciada

Por mi propia lengua

En la galería de carne humana

I. 

Sentí nada cuando contemplé

los ojos de la famosa pintura

solo grietas vacías

me devolvieron la mirada

La maleza de turistas eternos

Clavaba mis costillas mientras

Me empujaba un tsunami de tendones

Observé como la veneraban

Acorralada contra la pared

por los destellos que le arrancan

miles de copias

La usura, diría Pound, de la humanidad

Prostituye la belleza

Aunque estaba horrorizada

No podía fingir no ser parte

parte de la maleza que mira

un cadáver de grietas

La Mona Lisa fue disecada

por el deseo

Yo también la había deseado

Paladeado su dulce sangre

Pero ahora me preguntaba:

¿Dónde estaba el misterio?

¿Diluido en incontables réplicas? 

No es dueña de sí misma

Nunca lo será

II.

Escapé al aire fresco parisino

en sus venas me percaté

del giro equivocado

La galería estaba aquí

En las calles pestilentes,

el aroma de pan recién horneado,

Y la voz de una poeta desconocida

describiendo la unión de su piel

oscura con el pálido contorno

de su amante

Agua

No elegí un idioma

Porque quiero ser leída

en mi totalidad

Huérfana de patria

Encontré mi hogar

en las palabras

Si me vieras por dentro verás

el tinte de mi sangre

azules, blancos y rojos que

se adaptan a más de una lengua

Soy agua dulce

imbuida de mar

Por eso mi columna

es la cordillera nevada

y mis venas

los canales

de un manglar

 Lo propio

Mis uñas, mi piel, mi pelo

El vello de mis brazos

Herencia de una abuela italiana

Poeta y rebelde

Que bajó los crucifijos de las murallas

Mi acento sin pertenencia

Mezclado con otro idioma

Un spanglish caramelizado

sobre mi lengua

Mi herencia: Runaways

Un zapatero italiano muriéndose de hambre

Un judío rechazado por su pueblo

Barcos con la promesa de América

y el puerto de Valparaíso

Se integraron a medias

a un país que los quiso a medias

Siempre fue así

y continuará siéndolo

si no dejamos de temer

el bricolaje

El hecho que

esta es mi tierra

y no lo es

El filo

Nubes de rosado perla 

Suspendidas en un azul gastado

La luna, una mecedora plateada

En el crepúsculo

Los faroles estallan con vida 

Una euforia extraña

Corre por tus venas

Mientras caminas al filo

Entre luz y sombra