Menu

VICTORIA GUERRERO PEIRANO: POESÍA ACTUAL DE PERÚ

VICTORIA GUERRERO PEIRANO (Lima, Perú 1971) Escritora. Ha publicado el poemario: En un mundo de abdicaciones (Lima-FCE, 2016), anteriormente y a dúo con el poeta chileno Raúl Zurita publicó Zurita

Gladys Mendía 4 años ago 82
Compartir:

VICTORIA GUERRERO PEIRANO (Lima, Perú 1971) Escritora. Ha publicado el poemario: En un mundo de abdicaciones (Lima-FCE, 2016), anteriormente y a dúo con el poeta chileno Raúl Zurita publicó Zurita +Guerrero (Guayaquil, 2014) y el compilatorio de su poesía bajo el título  de Documentos de Barbarie (poesía 2002-2012) (Lima, 2013) que comprende los poemarios Ya nadie incendia el mundo, Berlin y Cuadernos de Quimioterapia. Además, la novela corta Un golpe de dados (novelita sentimental pequeño burguesa) (Cusco, 2015 y Tijuana, 2014), Y la muerte no tendrá dominio (FCE, 2019). Es doctora en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Boston y magister en Estudios de Género. Sus poemas han aparecido en diversas revistas y antologías nacionales e internacionales, y han sido traducidos al alemán, inglés, francés, portugués y finés. Ha sido invitada a diversos festivales de poesía, entre ellos, al World Village Festival de Helsinski, la Feria del Libro de Bogotá, el Parnassus Festival de Londres y el Latinale de Berlin.

Selección por Gladys Mendía

contemplación

el ojo de una rata me observa

su único ojo rojo me mira

y yo miro la oquedad de su ojo izquierdo

por ese hoyo tal vez se pudiesen entrever

otros mares de arena otras orillas

como la primera orilla de la que partí:

en el ojo de fuego de mi madre

entonces todo volvería a arder

el agua el ojo el fuego

y mi cuerpo se diluiría en arroyuelos y ríos sin fin

pero esa oquedad no existe

sólo mi miedo y el ojo solitario de la rata

que ejerce su dominio sobre mis ojos

que son dos ojos pequeños y miopes

por los cuales ella me observa:

reposar la cabeza sobre el ombligo de mi esposo

ahora el viento es suave

y las hojas suben al cielo

desde donde una pequeña ave de rapiña

desafía al sol

y nos contempla

De El mar, ese oscuro porvenir

UN ARTE DE LA POBREZA

Mientras afuera la rana canta

Emily me dicta un Arte

Un arte de la pobreza

Una de sus reglas es ser Nadie

Alejarse del frío derroche y la adulación

No es fácil ser Nadie

Toda la vida nos enseñan a ser Alguien

Pronto las generaciones jóvenes vienen y nos arrasan

Y pasamos a ser Algo

Y luego Nada

Un arte de la pobreza

Requiere aprender a ser Nadie

Ser austero en un mundo de vanidades

Mientras afuera viejos hombres sabios

Y chicas listas

Pretenden seducirme

Emily me dicta un Arte

Un arte de la pobreza

Yo solo me siento y copio sus palabras.

De En un mundo de abdicaciones

MANTEL

Mi madre tejió un mantel

A croché

En ese tiempo yo no sabía nada

Lo llevaba a todos lados

Me asombraba que tejiera en la oscuridad de un cine

Pero ella lo hacía

Y al día siguiente no sobraba ni faltaba una sola pastilla

Así era mi madre en aquellos tiempos

Una mujer extraña

Trabajaba de día y los fines de semana tejía

Me llevaba al teatro

Yo no la entendía en ese entonces

Las madres de mis amigas permanecían en casa

Cocinaban Las recogían de la escuela Les preparaban la lonchera

Cuando el mantel estuvo terminado

Lo puso en la mesa

Era magnífico

Pero yo en ese tiempo no lo entendí

Era complicado

Me perdía entre sus puntos

Me enredaba en su delicada trama

Veía a mi madre a través de esos anteojos de hilo

Pero ella seguía siendo diferente a las otras:

Trabajaba de día

Bordaba los fines de semana

Y no soportaba demasiado estar en casa

Yo nunca la entendí

Quizá no supe lo suficiente

Tampoco ella me enseñó

Pensó que era demasiado para mí –o muy poco

Ahora mi madre dice que no puede hacer nada con sus manos

El mantel permanece guardado entre los estantes

Yo me llené de diplomas

Y no sé bordar

De Diario de una costurera proletaria