Menu

ARÍSTIDES RIVODÓ: POESÍA ACTUAL VENEZOLANA

Arístides Rivodó (Caracas, 1978) Poeta, inicia estudios de filosofía el año 2004 y posteriormente letras el año 2006 en la Universidad Central de Venezuela (UCV). Participó en los talleres de

Gladys Mendía 3 años ago 50
Compartir:

Arístides Rivodó (Caracas, 1978) Poeta, inicia estudios de filosofía el año 2004 y posteriormente letras el año 2006 en la Universidad Central de Venezuela (UCV). Participó en los talleres de poesía impartidos por Armando Rojas Guardia el año 2009. Segundo lugar del VI concurso Por una Venezuela Literaria con el poemario Decir la luz la sombra. Autor del libro Pájaros de Haldol (2018) publicado por Le Chien editor, Nueva York. Actualmente reside en Santiago de Chile e incursiona en un libro de cuentos inspirados en la filosofía oriental.

para que tú seas

desdibujo el pájaro y la noche

la falsa geometría

del yo que nunca ha sido

para que tú seas

me olvido en el instante

me abandono a la pureza

de lo blanco

para que tú seas

no digo

me desnudo

y no espero un alfabeto

ni el perfecto trazo en la palabra

para que tú seas

me dilato en lo finito

desando el sonido

y no indago en la metáfora

habito en el reposo  

donde también cesa la búsqueda

y todo es ya

sin pregunta

sin respuesta

sin espera

para que tú seas

regreso a lo cercano

me concedo a lo prístino

para ser en ti

sólo silencio

 Tantra

A mi tía

si supieras

que ahora emprendo

nuevo viaje

un trazo limpio

en lo secreto

si supieras

esta tierra pura

para decirnos

luz ilimitada

joya en el silencio

si supieras que construyo

un país

de nadie conocido

para que tú seas

junto a todo

en un abrazo  

*

escribo

una dádiva

el pozo azul

los astros

cayendo oscuramente

en el recuerdo

de flor a flor

revoloteando

como un pájaro

saliendo de su sombra

hacia el amanecer

*

y si solo fuera aquí

esta lluvia

caería en mí

a oscuras

desvaneciendo lo que duele

para nunca más nombrarme

*

en mí

la flor

los vientos

donde la bruma

un signo

de lo que no

y el miedo

el  miedo

el miedo en mí

*

lo que me duele es esta voz

que no hace luz

en la palabra

*

una cinta

para mis cabellos

una melodía

para mis manos

un vestido

para mi cuerpo

un pétalo

para la niña que no fui

un pantano

para mi sombra

y esa estrella

aquí en lo cerca     ¿de quién?

y tanta soledad

tanta desolación

hasta quebrar los huesos y la voz

¿por quién

para quién el alma?

*

si el abismo

es un espejo

de todo cuanto tomo

¿soy dónde   cuando

quién?

*

una flor que irradia luz

los pájaros del dharma

la lluvia en flores de Mandarava

sólo en tu reino

sólo en tu reino

el resplandor sin límites

*

A Madoka

en el diamante rabioso de tu cuerpo

en las calles llenas de ausencia por la peste

en los pasos que no doy

en todo lo que migra

sobre la nada de esta taza de té

en el aullido de mil lobos hambrientos

sin pájaros en los ojos

sin flores

esperando una luz indecisa

desde la ventana

en el rugir de los motores

allí en lo más simple y cotidiano

te entrego un papelito en blanco

donde se guardan

todos los paisajes

el principio de un mundo más preciso

los destellos y la lluvia

un viaje en unicornio

o el abismo transitar

el frío del invierno

una pelota de fútbol

la soledad que dejan los espejos

y la pregunta sin acierto

por quien eres

un papelito sí

blanco- azul- intenso

en el diamante rabioso de tu cuerpo