Menu

LUDWIG SAAVEDRA: POESÍA ACTUAL DE PERÚ

LUDWIG SAAVEDRA (Lima, Perú 1985) Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha publicado las plaquettes de poesía: Florece, 2009, El mar de vinilo, 2015; ambos con el

Gladys Mendía 3 años ago 42
Compartir:

LUDWIG SAAVEDRA (Lima, Perú 1985) Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha publicado las plaquettes de poesía: Florece, 2009, El mar de vinilo, 2015; ambos con el sello Paracaídas editores. Los poemarios: Los arrecifes, edición cartonera a cargo de Amaru Cartonera, Hartado de sonidos y Al pie de la explosión, 2017 y 2018. Ha participado en diferentes festivales de poesía, ferias de libro, en Perú, Ecuador, Chile, Bolivia y el norte argentino. Es declamador de poesía itinerante, docente de Literatura en colegios, librero, editor del sello Huachumera editorial y la Revista Latinoamericana de Poesía Obayareti. Prepara dos nuevos libros y espera la Revolución de la mente y que arda todo.

1

Felinas astromelias

matiz karma y jaspe

solo de cítara

Rohini es un río que hemos cruzado tantas veces

Entre juncos metálicas libélulas

tú mi waifu mi costa tu costado

Y

En la nada

Brillan los corales

En la nada

Pululan las ansias

En la nada

Florecen las amapolas

En la nada

Escucho a los Artics Monkeys

Y te extraño bajo la noche despejada

Recién lavada por una garúa nada insistente

Sufriendo

Por la plaga desolada que se enarbola de arrebol

De pronto estamos llamándonos otra vez

Con las voces azules del desierto

Y dejemos de lado

Esta piel este barroquismo

Atigrada astromelia

por suaves geranios

Las rutas de la sangre su comercio de rocío y furia

Su paso de baile quedo

En el miedo y la ternura

A ras

De estar aquí en la melancólica idea de fluir sin ti

Y la cualidad etérea y pálida del sol.

2

Luz color albaricoque

Vivir al día

Como toda criatura silvestre

Porque la poesía latinoamericana es una pistola cargada con la que juega

A la ruleta rusa la intimidad de mirar lejos en la carne

Y el naufragio de asirse a la furia de un sonido pétreo o de arcilla

Y a la poesía latinoamericana la conocí

Porque no soy burgués

Yo soy la poesía latinoamericana me dijo

porque mis versos los he escrito con los mejores poetas de nuestros países tiritantes

Y para ello los he buscado en sus guaridas respectivas

Hermanándome con el gallinazo y con la mariposa de colores impresionistas

Para debatir mejor con el silencio

La poesía latinoamericana soy yo

Porque los he escuchado réprobos y geniales

y también chillar soberbiamente

Pero más poética es la sombra que dejan los girasoles en la memoria

Pura amarilla sombra que filtra

Emotivo ocaso    anhelado consuelo    fulgente refugio

Ilusión como todo pero Arte

proletaria de mi cadencia y de mi playa

Nada nuevo sobre lo terrible del amor

Nada nuevo sobre la calidad de la espera

Nada nuevo sobre la tristeza fija que rueda como estrella.

3

O rosal

Si tu dolor ha crecido como árbol frondoso

(sin el prestigio de los álamos en las noches de luna llena)

Si el sonido que me tiendes no es cuerda para mi charango y no me salva

A pesar que te he otorgado los colores del amor

embadurnada de limo fino 

Desnuda nube o rosal

Si las palabras resuenan   encallan lejos en playas perdidas

Y la muerte es esa ola que las dispersa

borrando sus huellas

Nos desvanecemos con harta fe

alas de cormorán

sin temor al que dirán

Sin dolernos de tu gloria Malaquita mía

Sin creernos ya lo que tus ojos bailaron en la oscuridad aterciopelada

dos cometas

dos zarpazos de primavera

Mientras un poema desvirga la estación veraniega

sincopadamente

Saborea este blues secreto

hará nítido el dolor

Pero si el vacío es

todo lo que lleva el río de sonidos a cuestas

Las palabras se suicidan prendiéndose fuego

Las notas se suicidan tan puras como son

Con solo aguantar la respiración.

4

Para que aúlles

Hartado de sonidos

llego sin furia en mis ijares

Ni bruma en mi jardín

Añoro tan solo el deseo puro absurdo pleno muerte

Rasgo cuerdas de ultrasonido

Y mi canción es de hielo pero derrite

los corazones de este este templo de

gente vacua

La poesía se derrite también pero en

formas o volutas

pliegues de rio

Nacarados vientres de tambor

Saxos chorreantes

No me convence tu forma de arder

tan tenuemente

Entre las frondas de esa nube

Prefiero la tormenta que hay en tu mirada

Yo ahí sacio

Esta intuición de amor

De muerte

De dar.

5

Fuera de borda

Aquí has de venir con tus horas

de interminable altura proyección de punto vernal

Has de venir a la sombra de estas palmeras

Para remediar los cauces sin fin  la estática de la tormenta que domesticaste

Con migajas de ácido y caricias de adrenalina

Vendrás como Anfitrite altiva cubierta de efímeras joyas

De espuma marina relumbrando al sol

Desnuda de ira me dirás   He vuelto   me quedaré todo el verano

Podremos ver acampar a las estrellas

En noches que serán dichosas porque solo son dichosas esas cosas

Que se dicen con fe como la poesía

Y luego estaré esperando el camión que me lleve en autostop al Sur

Lo esperaré a las afueras polvorientas de Arica 

Donde el desierto tiene miles de voces

Y el Sur es solo una canción que hemos escuchado atentamente

Cuando soñábamos

Solo tengo una certeza

Me deslizo en ella por parajes de hielo

Sonrisas de helechos

Grutas de sutras

Jirones de cuarzo

Con simples gotas de lluvia Maya se disuelve

Sobre el río Ucayali nocturno.

6

E

Hierba enjoyada de rocío

Largo y sostenido solo

De saxo se atigra

Zambo    los ángeles están llorando

En las esquinas

Están drogándose los ángeles

Y en su bad trip se encomiendan a tus versos

Para recordar la constelación del laúd

Y salvarse

En la intimidad del hartazgo de dolor

¿ A qué rumor de aguas celestes o turquesas

Eras fiel en el lenguaje?

Como un sueño siempre soñado

Como las montañas de luz y las montañas de oscuridad

Abrazándose

Yin yan    yanantin    yembé

Armonía de las catástrofes

Racimo flamígero

Consuelo de tierra

Huesos masturbando distancias

Arpas olvidadas en trenes que se detienen

En medio de la noche

Me acuerdo de tu paso

Y de tu beso

Ese quedo beso que sabías dar en la herida

Amigo.

7

La danza

De las amapolas

Es sutil

Como tu lengua

Devoro tus pezones

Como moras.