Menu

NICOLÁS GUZMÁN SANTOS: POESÍA ACTUAL DE CHILE

NICOLÁS GUZMÁN SANTOS (Iquique-Chile, 1998) Estudiante de Trabajo Social en la Universidad Arturo Prat. Padre de Urisaqk’. Miembro de la Secretaria Independiente de Arte y Cultura SincronizArte y editor de

Gladys Mendía 4 años ago 52
Compartir:
 

NICOLÁS GUZMÁN SANTOS (Iquique-Chile, 1998) Estudiante de Trabajo Social en la Universidad Arturo Prat. Padre de Urisaqk’. Miembro de la Secretaria Independiente de Arte y Cultura SincronizArte y editor de la Kabrx De Mierda Cartonera. 2016 fue ganador de una mención honrosa en el IV Concurso De Poesía Juvenil Pablo Neruda. Ha sido seleccionado en el volumen I y II de la nueva plataforma de difusión de literatura De Cierta Poesía. Ha sido publicado en las antologías IMPLOSIÓN. Editorial Navaja (2017), Norte Poesía lll (2018) y Mi canto no termina: 5 años del concurso juvenil de poesía Pablo Neruda Ediciones Fundación Pablo Neruda, Santiago (2018) como también en diversos blog nacionales e internacionales. Ha participado como invitado en el festival Matute, Poética Transfronteriza I y II (2016-2017). Iquique- Chile. En el IV festival Panza De Oro. (2017) Cochabamba-Bolivia. En el proyecto Poesía en las aulas. Editorial Cinosargo (2018). Arica- Chile. En el VI Encuentro de Estudiantes de Lenguaje, Comunicación y Literatura de Zonas Fronterizas Ezofron (2018) Arica-Chile. En el encuentro de escritores del norte, Norte Poesía lll (2018) Antofagasta-Chile y en el encuentro Taller latinoamericanos de poesía Pablo Neruda 2018 Santiago. Valparaíso. Isla negra- Chile

[OTRAS INDIGNACIONES]

[PRIMERA INDIGNACIÓN]
Cajita de metal

La palabra Siempre no caducaba

El amor es un alimento no perecible
Con fechas adulteradas apropósito
Rasgada
En las contraindicaciones
Donde sugería no consumir por tiempo prolongado

El amor es un alimento dice la biblia
Amor es pan, harina
Amor es mi padre que dijo:
En caso de emergencia, hijo
Guarda los alimentos en una caja de fierro
Y nunca te faltará nada
Y lo guardé
Con la costumbre de no mirar las fechas
Te guardé
En una caja de metal
Que juramos llamar
Hogar.

[SEGUNDA INDIGNACIÓN]
Gritos de un niño Sename

Qué lindo seria viajar
Escribió el niño encerrado por hambre.
Cuando grande me marcharé
Y nadie me detendrá
Escribe el niño
Encerrado por hambre

Años después
Sigue
encerrado
por hambre
En frías celdas del país agrietado
Donde no caben pobres
En boletas de bulevar.

Qué lindo seria viajar
Escribo:
Con tres años de soldadura en la cabeza
Cinco de cemento en las manos
Y diez de poluciones intrusas
De hombres que teóricamente
Deberían cuidarme

Escribo:
Bajo el recuerdo del protector natural
Que chorreaba por entre mis piernas
Escudo audible antes que Dios
Oler a cualquier cosa menos a niñez
Como protección adoptada de años
En el infierno

Escribo:
Abrazado al calor de una abuela
Una televisión abuela y su antena
Para fumar

Escribo:

Uno más mamita
Ya olvidé la noche
En la que me abandonaste.

[TERCERA INDIGNACIÓN]
Dios nos miró de espalda

¡Hedionda quedó la pobla!
Exclama mi madre, en tono de impacto
Hedionda esta la pobla, ya
Desde que se formó como pobla
Una casa se alza en llamas
Dos niños lloran
Dos casas en llamas
Tres niños gritan
Cuatro casas en llamas
Y la pobla que observa
Cómo se rearma una vida
Y cómo se pierde otra
Cómo se abraza el fuego
Y el tiempo
Que en un segundo de aire
Olvida el esfuerzo de hogar
Cómo se siente una pobla
Que asume que Dios los miró

Pero los miró de espalda.

[CUARTA INDIGNACIÓN]
Crucigrama de hambre y sed

Imagínese un niño
Una familia a las afuera de un colegio
Imagínese el colegio
Tablas enmohecidas por la pena
De estómagos ávidos y quejosos
Que en un desesperado intento de ametrallar
Salieron
Agujereados

Imagínese la esperanza
Fe
La esperanza como niños, como niñas
Como pequeños de rostros sucios, pecosos
Como pequeñas con pecas sabor metal

Imagínese agujeros
Agujeros en sus piernas, en su cara
Agujeros como adornos en el cuerpo
Crucigrama de pieles curtidas y Fe

Imagínese el hambre tras cada agujero
La sed; El dolor de no sentir dolor
La aspereza;
El abrazo entre hijos y madres
Minutos antes, del adiós.

[CROQUIS DE UN MILICO A LA FUERZA]

-1.


08/04/1974

Uniformes Cuerpos Jales
Uno que otro vino y más cuerpos
Y más jales; Y más muerte
Y más Más ¡Más!
Cuerpos tirados entre los arenales
Vecinos; Amigos; Ex novias
Cuerpos reventados en diferentes proporciones
En pedacitos; Las extremidades
Esparcidas entre cuerpos enteros
Y otras mitades
Olor a pestes volcánicas de tantas balas embutidas
En los descalcificados huesos proleta
Cuerpo machucado con olor a pobreza
Olor a nunca volverán a ser felices
Olor a bototos lustrados por la tranquilidad
Impune
De un uniforme y un arma.

-2.

Cuerpos; Uniformes; Jales
Rondas diarias de hostigamiento y detención
Hostigamiento para mí que no quería se milico Hostigamiento para paisas
Que no querían combatir; Ni morir
¿Existe mayor humillación
Que caminar por el barrio donde te criaste
Con la piel teñida al combate
Sacando de sus casas a tus viejos amigos
Y subiéndolos a camionetas
Para perderse entre los arenales?
¿Existe
Mayor humillación
Que tenerle miedo a la muerte
Y competir igual a igual con satanás
Jugando a ser de la vida
Sufrimiento?
¿Existe mayor humillación que transformarse
A culatazos en el hocico
En sicario de altos mandos cocainómanos
Y terroristas intelectuales?
Existe
Una única forma de vivir
Al filo de la quebrada
Corriendo balas a encargo del desquicio
Y cerrando mis ojos
Para no recordar
Sus caras.

-3.

Y, sin embargo,
Todo lo aledaño a la muerte nos parece común
Lo aledaño a la vida; Misterio.
Una vendimia
Al bullicio de trompetas y balas
Al estruendo de marchas militares; Jugamos
A convertir la sangre en vino y el cuerpo en pan
Jugamos
A convertirnos en iglesia
y juzgar por un Dios milico
Que todo lo sabe; Que todo lo mira
Que todo lo huele; Jugamos
A cincelar con plomo los rostros empobrecidos
Como última mueca; La Pena
Como ultima expresión; Rabia.

Los cuerpos empobrecidos se apilan
Cual saco de papas
Mismos cuerpos proletas forman un collage
Entre los tonos piel oscuro y clara
Entre extremidades y cuerpos enteros
Que se agusanan
Y, sin embargo,
Todo lo aledaño a la muerte nos parece común
Nos parece normal; Un oficio
Contemplar con miedo los rostros amoratados
Por si alguno resulta familiar
Por si alguno coincide con la foto
Que lleva en el pecho la vecina.

Y, sin embargo,
De tanto ver morir la esperanza
Me acostumbré
A buscar en la oscuridad
los rostros de quienes no aparecen
Queriendo encontrar la mirada incauta
De una adolescente que rogó piedad
Segundos antes; pidió clemencia
En el nombre del Padre
Del espíritu santo
En el nombre del hijo
Que en su en su vientre lloraba.

La vida se le acaba sin que nadie lo recuerde
Y yo escribo
Para no olvidarlo.


-4.

Ellos aprendieron mi apellido
Mi cara
Ella reconoció el perfume
De mis manos
Mientras el General
Me obligaba a estrangularla

El reconoció mi rostro machucado
Envejecido; seco
El desgaste de golpear por oficio
por el contrario;
Yo solo reconocí el sufrimiento
En el acantilado de su mirada
Derrotada
Que decía ayúdame
Que gritaba mátame
Que pedían calmar el impugnable dolor
De perder la esperanza
Y la vida.

-5.

06/06/1986

Amarga se siente la comida, mamá
Tengo la garganta echa piedra
De tanto tragar saliva; De hambre
De tanto mezclar el tabaco y la coca

Tengo la garganta echa gravilla
Desde que aprete, por primera vez
El gatillo. Mamá,
La carne de ternera es tan igual a los cuerpos
¿Imaginas cuan honorable soy convertido en criminal?
Mamá; Disculpa
A la fuerza tuvimos que desaparecerlos.

2 Comments

2 Comments

  1. Aldo Gonzales dijo:

    wow, quede impactado por el calibre de sus escritos, no suelo leer poesía pero esta en particular me ha erizado la piel, buen trabajo al chico escritor

  2. Romina dijo:

    palabras que calan el alma, me gusto mucho

Comments are closed.