Menu

REINHARD HUAMÁN MORI lee RIGOR MORTIS

    RIGOR MORTIS   Las extremidades caen hasta copar el vacío con un sordo y aplastante silencio. Su creciente ingravidez se extiende de modo similar en que la mañana

Gladys Mendía 6 años ago 11
Compartir:

 

 

RIGOR MORTIS

 

Las extremidades caen hasta copar

el vacío con un sordo y aplastante silencio.

Su creciente ingravidez se extiende

de modo similar en que la mañana

se enfrenta a la noche:

con sutileza en el desvarío,

hasta abarcarla sin contención alguna;

contradiciéndose.

Traicionándose a sí misma

y a todo lo ajeno que representa.

 

El punto medio entre tensión y tiempo

descansa en la atonía de ese cuerpo

despreocupadamente lánguido, sereno…

Efímero como un bostezo

en el corazón de la abulia,

que se agota y desvanece

entre la parálisis del músculo

y el párpado entreabierto.

 

Si fuese cierto, entonces,

¿toda esta materia rígida que un día

ocupó un espacio y un lugar como nosotros

se transformará en algo distinto y hermoso?

¿Qué se descompone primero,

el alma o la idea que precede al infortunio?

 

La soledad comenzará a solidificarse

y contraerse hasta adoptar la forma

idealizada de un vago recuerdo, sin saber siquiera

si aquello es el final o solo su principio,

 

mientras que el tejido azul verdoso pasa

del olor al hedor sin elasticidad ni movimiento.

 

Eivissa, 15.VI.2018

 

 

 

 

REINHARD HUAMÁN MORI (Lima, Perú 1979) Ha publicado los poemarios el Árbol [tRpode, 2007] y fragmentos de Fuego* [Paralelo Sur, 2010], así como la plaquette de poesía Ella (12 secuencias) Isabel Archer [2015]. Es colaborador habitual en la revista OPERACIÓN MARTE, en la que, además, es columnista. Fue director de la revista de literatura Ginebra Magnolia.