Menu

RAMÓN COLMENAREZ (Carora, Venezuela 1992)

RAMÓN COLMENAREZ (Carora, Venezuela 1992). Participante del taller de poesía de la Casa de Letras Andrés Bello, ha colaborado con ciertas páginas y publicaciones en la internet (Tenían 20 años

Gladys Mendía 6 años ago 64
Compartir:

RAMÓN COLMENAREZ (Carora, Venezuela 1992). Participante del taller de poesía de la Casa de Letras Andrés Bello, ha colaborado con ciertas páginas y publicaciones en la internet (Tenían 20 años y estaban locos, Ciudad esqueleto, Por qué tiemblan, Canibalismos, POESIA, entre otros). Mención Honorífica en el I concurso nacional de poesía joven Rafael Cadenas (Venezuela, 2016). Ha sido publicado en Doce con Doce: Antología de la novísima literatura larense (Venezuela, 2015), Anónimos 2.3  (España, 2015), antología del I concurso nacional de poesía joven Rafael Cadenas (Venezuela, 2016).

 

 

 

Anti-ciudad

 

Hemos devorado el centro de las cosas

con un hambre de siglos

me pregunto

a cada momento

por el cálido fin de las ciudades

la tristeza que se elevará

ya la sentimos

poblando cada esquina

arrastrando el humo

 

Flotamos en el vacío

no pertenecemos más a una tierra

nada es nuestro

desheredamos el mundo

nos resulta extraño

el abrazo

la risa

el beso

 

y pronto

nos declaramos leales

a la infamia.

 

 

 

De noche todo es lejos

           

Quedarán

las calles

quedarán las casas

quedarán los cerros

 

a merced del viento

 

De noche todo es tarde

Camino una ciudad distinta

igual de oscura

pero en calma

 

 

Ciudad de autos nuevos

 

y años reposando

como el agua en la tinaja

 

Luego

me adentro al

desorden

y tengo que hacer

del miedo

silencio

 

una caminata larga

me devuelve al

desamparo.

 

Alguien más sonríe

Y eso me basta.

 

 

Historias de amor en el fin del mundo

 

Me preguntaste qué pasaba

y yo no dije que estábamos en el programa de la muerte

sino que íbamos a iniciar un viaje

 

Roberto Bolaño

 

 

¿Escuchaste las bombas caer sobre el África negra?

¿El correr de la sangre?

Yo sostuve tu mano

mientras los niños se quemaban

yo sostuve tu mano mientras el llanto nos convertía en miseria

 

Escuchaste las balas   viento frío bajo la luna

el monte volverse hogar

¿lo escuchaste?

 

Yo sostuve tu mano

mientras caían

uno a uno por sus sueños

Sudamérica libre

 

Escuchaste cuando llamaba

al otro lado de la calle

y mientras me mirabas

como a un noticiero

decidiste

no formar parte de esta guerra.

 

 

 

Efemérides

 

La maestra busca

en la computadora

información sobre el

escudo

nacional

 

1836

una fecha queda

en el aire

como bandera

 

la maestra cansada

anota

los datos curiosos

 

1836

pesa sobre el cuerpo

la información

será olvidada

por los alumnos

el 19 de abril de cada año.

 

 

 

Hay que encender las velas

 

y apagar los pensamientos

puedo pensar en tu nombre

saber que la felicidad es posible

 

He cerrado los ojos

para dejar huir los pensamientos

como olas que se retiran para siempre

 

De rodillas comprendo la importancia

de la luz

para intentar el camino.

 

Dejo escapar sombras

cuando todo se vuelve

una misma oscuridad.

 

Por mi culpa, el perdón es otra excusa.