Menu

SOBRE VENTANAS PANORÁMICAS DE LUIS MANUEL PIMENTEL. POR DANIEL ARELLA

Sobre VENTANAS PANORÁMICAS Por Daniel Arella El poeta, narrador y periodista venezolano, Luis Manuel Pimentel (Barquisimeto, Lara, 1979), publica Ventanas panorámicas (LP5 Editora, 2021), creando un mundo cotidiano  de relatos

Gladys Mendía 1 año ago 72
Compartir:

Sobre VENTANAS PANORÁMICAS

Por Daniel Arella

El poeta, narrador y periodista venezolano, Luis Manuel Pimentel (Barquisimeto, Lara, 1979), publica Ventanas panorámicas (LP5 Editora, 2021), creando un mundo cotidiano  de relatos breves, de animales, viejitos de pueblo y mujeres de apariencia divina, contextualizado a una Venezuela popular, llena de un realismo mágico paródico, en las que sencillas narraciones de sucesos enteramente reales, en el sentido, que convoca, con transparencia y una literal verosimilitud, sucesos maravillosos, como en el caso del cuento  “Empanada de sirena”, en las que el personaje logra comerse una cantidad cuantiosa  de este sabor afrodisíaco –de colores alucinantes- que lo hace vivir hechos insólitos que rozan con la fábula fantástica. Las mujeres venezolanas, –deidades marinas-, que protagonizan la mayoría de las páginas de las Ventanas panorámicas, salpicadas de espuma e insólitas transformaciones, son el vórtice redentor de estas narraciones mínimas que acceden al imaginario venezolano para convertir en mitos las aventuras  de un vagabundo poeta que ha desandado el país: Mérida, Maracaibo, Barquisimeto, Caracas, Falcón.

“Ha pasado mucho tiempo desde cuando esos cuentos eran así. Ahora nosotros ya no empezamos los cuentos de esa manera, simplemente ya no contamos cuentos, porque nos los inyectamos”, nos dice en uno de los textos, enunciado una especie de ars poética de su narrativa que opera a lo largo de todo el libro. Primero por la brevedad lenta y fulminante de la inyección, el leve dolor y la tensión al entrar la aguja en la piel, luego por el efecto de la dosis, ya sea droga, vacuna o cura, urgencia de contrarrestar la enfermedad actual de las prisiones alienantes de la sociedad.

Ventanas panorámicas, consiste en un edificio de numerosas ventanas que corresponden con cada uno de los relatos fantásticos que parten de lo cotidiano y hacen de lo vulgar lo maravilloso, de lo que pasa desapercibido y anónimo en el país de origen de Pimentel, Venezuela, ahora radicado en México, otro escritor más que se ha sumado a esta gran ola migratoria.  Estas ventanas que vertebran todo el libro poseen  distintos nombres y naturaleza: Ventana Etérea, Ventana Eros, Ventana Ciudad, Ventana Hierro, Ventana Galáctica, Ventana Perros y, por último, Ventana Guerra. Se trata de otras  miradas panorámicas haciaversiones privadas de tramas que parten de lo popular para avanzar en finales inesperados que limitan con lo fantástico y lo paranormal.

En la borra que deja el café en el fondo de la taza, el universo está codificado, con la simple correspondencia de la revelación, de esa “otra revelación del hombre”  que comenta en su cuento, “Guayoyo”:Sabía que dentro de ti estaban todos aquellos deseos que no descubrí en la borra del café, sino en la memoria y en las palabras fundidas como una revelación cotidiana”. En otro de los cuentos, titulado “Mientras cae la tarde”, una cangreja encantada se convierte en una mujer despampanante luego de una conversación casual en la playa. En otro de los cuentos breves, “La sábana mágica”, unos asaltantes tienen a un banco sometido.  Uno de los ladrones, aprovechando la situación, obliga a una morena de gran belleza a acostarse sobre una sábana blanca que habían traído para llevarse el dinero del robo. La sábana resulta ser mágica, especie de blanda pantalla súbita que se transforma en portal donde los delincuentes desaparecen junto a la morena.

Los cuentos parten de situaciones reales de personas que viven vidas reales: un hombre que especula en un monólogo sobre la posibilidad de divorciarse, sabiendo de antemano que nunca tendrá el coraje para hacerlo (“Anochece temprano”), o la sencilla epifanía de una pareja de abuelos que se conceden su felicidad a partir del acto de bailar juntos, en el relato breve, “Novo lupus al mediodía en la cocina”: “Braulio se acercó al equipo, apretó el botón de repeat y comenzaron a bailar sin las preocupaciones del almuerzo, del tiempo, del trabajo. La canción sonó por cuatro horas seguidas y bailaron felices, hasta que se fue la luz”.  La trastocación de los límites reales de la trama se produce a través del humor venezolano clásico,  especialista en reírse de los infortunios y transformar cualquier situación catastrófica en motivo de parodia. Pimentel emplea con maestría la naturalidad del humor venezolano al servicio de la literatura fantástica para extraer de nuestra sociedad tiernos retratos. Situaciones cotidianas reales, del hombre de a pie, del individuo con un destino borrado por la masa, por lo familiar y las circunstancias de una vida rodeada por la costumbre y la persecución de fines comunes, son desestabilizados por lo que llamaría en la narrativa de Pimentel, conociendo su obra poética, desde la publicación de Figuras cromañonas ( 2008 ), lo vulgar maravilloso, expresión original que el autor viene cultivando desde hace década con persistencia y nuevos hallazgos.


Daniel Arella (Venezuela, 1988). Escritor, trap rapsoda y ajedrecista. Licenciado en literatura hispanoamericana y venezolana; Magister en filosofía por la Universidad de Los Andes. Ha publicado los poemarios: Al fondo de la transparencia (Los caminos de Altair, Venezuela, 2009); El loco de Ejido (Plaquette, LP5 Editora, Chile, 2013); El andrógino ebrio en el haitón. (Nuevos Clásicos, Bolivia, 2017); Anatomía del grito (LP5 Editora, 2020). Se dedica a la edición, la crítica literaria y la enseñanza. Autor de varias antologías, entre ellas, las obras completas del poeta honguero venezolano Gelindo Casasola, Espacios (el perro y la rana, 2014); Los relatos pioneros de la ciencia ficción latinoamericana (El perro y la rana, 2015). Es editor de la revista de géneros fantásticos IO de Cali, así como miembro del consejo editor de la revista POESÍA de la Universidad de Carabobo.


Si estás en Estados Unidos, puedes adquirir el libro aquí: