Menu

ROXANA MIRANDA RUPAILAF: POESÍA MAPUCHE-HUILICHE ACTUAL

Roxana Miranda Rupailaf (Osorno 1982). Poeta y gestora cultural Mapuche-Huiliche. Magister en literatura hispanoamericana contemporánea en la Universidad Austral. En 2012 recibió el Premio Municipal de Literatura de Santiago por

Gladys Mendía 1 año ago 82
Compartir:

Roxana Miranda Rupailaf (Osorno 1982). Poeta y gestora cultural Mapuche-Huiliche. Magister en literatura hispanoamericana contemporánea en la Universidad Austral. En 2012 recibió el Premio Municipal de Literatura de Santiago por Shumpall (Del Aire Editores, 2011) Ha publicado Las tentaciones de Eva (Chile, 2003), Seducción de los venenos (LOM Ediciones, Chile, 2008) Shumpall (Del Aire Editores, Chile, 2011) reeditado el 2018 por Pehuen Editores, Chile; Kopuke Filu (Pakarina, Perú, 2017); Trewa Ko (Del Aire Editores, Chile, 2017); Zewpe Mapu (2021); Kewakafe (2022).

Kówmayew ketránmapu
Petu ñi apümnogetew ta angkün antü
tüyéchi fotra ká femkünugaymew ngatí
(Miguel Hernández)

I
Amúleymi nga tañi pu pillkómollfüñ mew,
trompülkafimi ñi fentré ayüwün chi foró,
trefkütrefkütuymi tami pütra
petu tami nentun mi külün,
fey nga chalígenew tami am
ñi meli foro engün.
Mafüleymew ta kürüf.
Wirwírümeki küyen.
Küla Marías ta afmáleweyngün
ka müfü inákonfe kaynga üyümmekelu pún engün
ta wenúpüle.
Tritrángkülen
tañi zuam ta itró kümezuamkey
fey kafkünarki ñi weñángmew.
Tritrángkülen
tami pu fün engün
küpákeymi fey ta illúlkaken.

II
Mütrorün
pengéyu.
Konün ka tripán
tüyéchi wutrún
fün mew.
Püylálen ta kelü mew ka ré fün mew llengá.
Zeyúlen ta pelé engü ka tapül engü kaynga iyfíyu.
Üyéchi ütrar ñi matrá kütu
neykümi ñi kozay.
Kechángeafuyu wüme,
welu chi küme züngu taiñ punwímu amulegay
rakümneafiel
chi welling ñi entúekullkülechi
narfün.

III
Iñché ta üyechi funángen tati:
tukúlu ta kulúy tami wün mew,
tüye ta káfemngelu elúfilu kakelu engün
trapéltükukünufiel engün
münché antü ta lloyünarümuwam engün.
Tüye ta wünmu mechítuketew ta eymí ta furíngünentugetew nga eymí.
Petú nga eymí,
küchámeken tami kuwü tüfachi züngúmew.

IV
Tüyé ta umérkülelu
ka müríntükunelu kulúy ta pel mew.
Kizútu nga
fámtripatuy
üyéchi üwüm ayfiñmapu mew
ta pukem ñi aychüf lingár püle

De aguas y barbecho
Antes que la sequía lo consuma
el barro ha de volverte de lo mismo

( Miguel Hernández)

I
Viajas en mis venas,
retuerces de placer al hueso,
zapateas el estómago
mientras te sacas el sombrero,
y me saluda tu alma
con sus cuatro dientes.
El viento te abraza.
La luna lanza gritos de histeria.
Tres Marías atónitas
y unas cuantas fans ardiendo la noche
en el cielo.
Desnudo
mi deseo se vuelve eufórico
y enronquece en sus ganas.
Desnudo
con tus frutos
te vienes y me tientas.

II
Sacudir
nos vieron.
Entrar y salir
del fruto
derramado.
Partido en lo rojo y lo carnoso.
Revuelto en tierra y en hoja lo comimos.
Hasta la médula de pepa
soltó el jugo.
Expulsarnos han,
mas la maravilla nos irá por dentro
sellando
la humedad
del vacío descubierto.

III
Soy la maldita:
la que puso manzana en tu boca,
la que dio de la misma a los otros
condenándolos
bajo el sol a doblar la espalda.
La que te besa en la boca cuando te traiciona.
Mientras tú,
en esta historia te lavas las manos.

IV
La de los ojos cerrados
y la manzana atorada en la garganta.
Voluntariamente
Abandona
el prometido paraíso
por la blanca fugacidad de los inviernos

De Pu llimeñ ñi rulpázuamelkaken
(Seducción de los venenos, 2008)

YO PECADORA
Confieso que le he robado el alma al corazón de Cristo,
que maté una flor por la espalda
y le disparé a una cigüeña.
Confieso
que me comí todas las manzanas
y que suspiro tres veces
al encenderse la luna.
Que le mentí a la inocencia
y golpeé a la ternura.
Confieso que he deseado a mis prójimos
y que tengo pensamientos impuros
con un santito.
Confieso que me vendí por dinero.
Que no soy yo
y que he pecado de pensamiento
palabra y omisión.
Y confieso que no me arrepiento.

EVA

Quiero sentir el calor de su boca
y el animal desatado de su lengua
y caminar sobre sus dientes,
desnuda.
Encontraré su aliento y volaré
siguiendo la paloma que cruza las palabras,
me tentará la manzana que cuelga en su garganta
y la ignoraré porque 2000 años
me han dado la experiencia.
Un suspiro me arrastrará por todo su pecho
y al fin, entre lágrimas rojas, encontraré a dios palpitando
en su trono.

De Tentaciones de Eva (2003)

Shumpall
Abiertas las lunas sobre el barco
de las fiestas.
Blanco es el niño en el círculo
que lo devuelve al llanto
y a la inocencia de verse repetido
en los ojos de la madre.
Él sabe que son tres los arco-iris
que pasan por mi sangre.
Él sabe y lo repite con su oleaje.
Para él abro este mar.
Para que pasen
sus caballos por la sal
y no se ahogue.
Blanco,
transparente,
es el niño que gira diez veces
en círculo a la izquierda.
Repite el mismo movimiento
y yo extasiada
comienzo a morderle en cuatro lenguas.
Y son tres los arco-iris que él me sabe.
Y son cuatro los colores que hay adentro.
Y él todo lo sabe por presagio
por sueño venido y repetido.
Vaticinio de lunas cayendo en las almohadas
del niño atravesado por los peces.

Repito este mi rezo
por si vienes.

Aquí, frente a las olas
me arrodillo.

Invoco tus cabellos
anudados por la sal.

Espero a que aparezcas
en la tercera ola niño-pez.

Que me trague el mar.
Que me lleven desnuda por la espuma.

Y allí, donde entre piedra venga arena.
Espero me ilumines en la tercera ola.

Ya sabes que son tres los arco iris
derramados en el aire.

Ya sabes que me duermo entre las rocas
esperando a que aparezcas.

Repito este mi rezo
hasta que vengas.

Envuelto en esas algas que te crecen
desde el sueño a la tristeza.

De Shumpall (2011; 2018)