Menu

TIAGO PATRICIO: POESÍA ACTUAL DE PORTUGAL

TIAGO PATRICIO (Funchal, Portugal 1979). Fue cadete en la escuela naval entre 1998 y 1999. Fue farmacéutico hasta 2012. Estudió Literatura y Filosofía en la Facultad de Letras hasta 2016.

Gladys Mendía 5 años ago 51
Compartir:

TIAGO PATRICIO (Funchal, Portugal 1979). Fue cadete en la escuela naval entre 1998 y 1999. Fue farmacéutico hasta 2012. Estudió Literatura y Filosofía en la Facultad de Letras hasta 2016. En 2007 y 2008 obtuvo el premio Jóvenes Escritores y fue seleccionado para varias residencias artísticas (República Checa, Repúblicas Bálticas, Macedonia, España, Túnez, Turquía, Escocia y Estados Unidos). Escribió las novelas Trás-os-Montes, Mil Novecentos e Setenta e Cinco, O Princípio da Noite, Pavilhão K/Terminal C, Cândida, y las piezas de teatro Checoslováquia, Paternidade, Estância, UtopiaTM, O Direito à Revolta, Eternidade, Cantina Velha y Desmaterialização. Ha participado en varias ediciones colectivas de poesía y algunos de sus textos han sido traducidos al catalán, árabe y esloveno. En 2011 obtuvo el premio Agustina Bessa-Luís con su primera novela y, en 2009, el premio Daniel Faria con O Livro das Aves.

[De Livro das Aves, 2009, quasi edições]

Traducción de Andrés Domingues y Carlos Ciro.




A caligrafia das aves


As aves marcam o relevo da maré
e a estenografia das horas
mudam de estação como de idioma
e ondulam pela areia de uma seara
Emergem de vírgulas interiores
e anunciam uma ortografia madura
entre as linhas de continentes decalcados
a tinta impermanente
Têm uma caligrafia acidental em frente ao mar
e uma forma nasalada de dizer
meu pé, minha mãe, meu pão
Escrevem uma carta com sotaque de despedida,
uma interrogação quando podia ser a travessia

La caligrafía de las aves


Las aves marcan el relieve de la marea
y la estenografía de las horas
cambia de estación como de idioma
y ondulan en la arena de un trigal
emergen de comas interiores
y anuncian una ortografía madura
entre las líneas de continentes calcados
con tinta impermanente
Tiene una caligrafía accidental frente al mar
y una forma nasal de decir
mi pie, mi madre, mi pan
escriben una carta con acento de despedida,
una interrogación cuando podría ser la travesía

As aves do Atlântico


Nasciam de ondas que sufocavam na respiração do ar
e deixavam cair nas praias os traços da diáspora
Eram grupos nublados de meridianos e asa a asa
tocavam e redobravam a manhã por cima do vento
Depois finisterras de um espaço alado
ou um caminho marítimo para o poente
Outras vezes embaraçadas com uma aliança
e nos dedos a direcção do mal pelo mar
Um cortejo de sombras emolduradas
pela maresia fabulosa da Ave Atlântica

Las aves del Atlántico


Nacían de olas que se ahogaban al respirar el aire
y dejaban caer en las playas las trazas de la diáspora
eran grupos nublados de meridianos y ala con ala
tocaban y redoblaban la mañana por encima del viento
Luego Finisterre de un espacio alado
o un camino marítimo hacia el poniente
Otras veces embarazadas con una argolla
y en los dedos la dirección del mal por el mar
Un cortejo de sombras enmarcadas
por la marejada fabulosa del Ave Atlántica.

Caçadores


Os caçadores são feitos de prata ou de volfrâmio
de acordo com época e as recordações
têm a mira no olhar e o gatilho na pulsação
do braço recolhido a ombrear com a bandoleira
na boca a pólvora e o sangue cinegético
nos ouvidos o bosque inteiro e no pensamento
venatório o silêncio dos pássaros e dos seus hábitos
Os caçadores são os mais ferozes amantes das aves
no olfacto o fumo e a terra molhada
e na memória os tordos, as rolas e os pombos
namoram as aves até ao último encontro
e disparam como quem despede a infância
Tombam as aves como pedras feridas
que no restolhar das asas perdem a elegância
para o chumbo e o cartucho no avesso do ar
mas guardam ao pescoço as últimas plumas
como paixões deflagradas no peito florido

Cazadores


Los cazadores están hechos de plata o de tungsteno
de acuerdo con la época y los recuerdos
tiene la mira en los ojos y el gatillo en el pulso
del brazo recogido paralelo a la bandolera
en la boca la pólvora y la sangre cinegética
en los oídos el bosque entero y en el pensamiento
venatorio el silencio de los pájaros y de sus hábitos
Los cazadores son los más feroces amantes de las aves
en el olfato el humo y la tierra mojada
y en la memoria los tordos, las tórtolas y las palomas
cortejan las aves hasta el último encuentro
y disparan como quien despide la infancia
Caen las aves como piedras heridas
que en el restallar de las alas pierden la elegancia
para el plomo y el cartucho en el revés del aire
pero conservan en el pescuezo las últimas plumas
como pasiones incendiadas en el pecho florido.

As Gaivotas-de-patas-amarelas sobre Lisboa


Escolhem o voo mais favorável
para responder à oscilação das marés
e sobrenadar os espaços ocupados
pelo eco litúrgico do trabalho
Tratam os sítios como equinócios,
quando esperam no cais pelas colunas
com a tainha a saltar dos barcos
que eclodem no lastro do vento
E à noite, as gaivotas-de-patas-amarelas
tão soberanamente livres
seduzem as colinas no bico
e transgridem o nome limpo da cidade
Grasnam e afrontam os sítios nasalados
e fazem perguntas inconvenientes
excedem todos os lugares admitidos
e insultam as pedras na imobilidade
Discorrem pelos telhados suspeitos
e lançam gargalhadas como assobios
baralham as fases das ruas enquanto
aceitam convites como promessas
E a cidade demora a recompor-se,
a tentar encontrar respostas sensatas
para a rápida devastação por debaixo
das patas das gaivotas comprometidas

Las gaviotas-de-patas-amarillas sobre Lisboa


Escogen el vuelo más favorable
para responder a la oscilación de las mareas
y sobrenadar los espacios ocupados
por el eco litúrgico del trabajo
Tratan los sitios como equinoccios,
cuando esperan en el muelle las columnas
con las lisas saltando de las embarcaciones
que revientan en el lastre del viento
Y, en la noche, las gaviotas-de-patas-amarillas
tan soberanamente libres
seducen las colinas en el pico
y trasgreden el limpio nombre de la ciudad
Graznan y enfrentan los sitios nasalizados
y hacen preguntas inconvenientes
sobrepasan todos los lugares admitidos
e insultan las piedras en su inmovilidad
Discurren por los tejados sospechados
y lanzan carcajadas como silbidos
barajan las fases de las calles mientras
aceptan invitaciones como promesas
Y la ciudad tarda en recomponerse,
intentando encontrar respuestas sensatas
para la rápida devastación por debajo
de las patas de las gaviotas comprometidas