Menu

ANTONIO DI BIANCO: POESÍA ACTUAL ITALIANA

Antonio Di Bianco (Polistena, Italia 1993) Licenciado en psicología clínica, por la universidad “N.Cusano” de Roma. Habla cuatro idiomas y escribe desde los 16 años. Autor de poemas, artículos periodísticos,

Gladys Mendía 3 años ago 54
Compartir:

Antonio Di Bianco (Polistena, Italia 1993) Licenciado en psicología clínica, por la universidad “N.Cusano” de Roma. Habla cuatro idiomas y escribe desde los 16 años. Autor de poemas, artículos periodísticos, letras de canciones y ocasionalmente cuentos. Ha sido publicado en Venezuela, Italia, Colombia, México, Argentina, Brasil, República de San Marino y España.

CHISPAS

Bajo el corazón la tierra tiembla.
El ruido del mundo en mi piel
No siento más.
Me quedo inmóvil.
Dentro de un huracán.
Mientras mi yo se desencadena
descubro el precio de mi vivir.
Y con uñas y dientes espían la calle.
Quito la quintaesencia de la aversión.
Recordándome que antes de volar sonreiré.
En el viento y yendo adelante en los rayos de sol.
En mis días, la noche ya no da miedo.
Cambio y no me doy cuenta.
He partido hacia un camino cuesta arriba.
Para ver un mundo que antes no conocía.

MANCHESTER        
Este espacio es tan estrecho,
podemos advertirlo por todas partes en esta tierra.
Y podríamos volvernos a encontrar incluso en el fin del mundo,
pero hemos olvidado lo que importa de verdad.
Estamos dentro y nadie sabe que hay
mil sonidos que vuelven a traer la luz,
tantas manos unidas que podrían apagar los fuegos equivocado.
Romper las cadenas injustas, derribar las paredes.
No existe ninguna diferencia cuando se es humano.
Tenemos miedo de ser reales, tenemos miedo del amor.
¿Qué haremos con una vida sin resolver?
¿Tenemos todavía sitio para esta cuchilla en el corazón?
¿Tenemos todavía ganas de luchar contra nosotros mismos?
Somos una cosa solo, en este maravilloso desorden que llamamos vida,
tenemos todos una chispa tan pura en el fondo del corazón,
que podría enseñarnos a llevarnos de la mano.
Si solo escuchásemos.

FUERA DE AQUÍ
Pondré mis chispas en la maleta.
Y correré lejos.
Sin dejar ninguna verdad.
Me iré otra vez, con o sin lluvia.
Como un bien que se evapora.
Resignado y cansado de verte por todas partes.
y de sentirte también donde no estás.
Correré de nuevo sin mirar atrás.
Dejando las palabras que no he dicho.
Desdeñando la obviedad.
No hay lugar para mí en estas ciudades.
Es una fábula sin final feliz.
Donde cada uno es feliz de estar solo.
Corrompido por el propio ego.
Corroído de recuerdos de mentira y de victorias que no existen.
Correré de nuevo sin detenerme
Para no ahogarme,
Llevando mis ideas
lejos.

ESTE MUNDO DA ESCALOFRÍOS
Este mundo da escalofríos
Sientes su peso, su mal, sus errores.
Quítalo de tus hombros,
siente, busca, respira
manda a romper en pedazos el dolor,
libera el viento de la hipocresía,
hace evaporar las dudas,
deja los prejuicios,
seca la lluvia,
apaga la rabia.
Vive, canta, sé feliz
transforma tus venenos en miel
y caminarás en el aire.
Deja caer la máscara.
Sé tú mismo,
Pierde el lastre;
borra los recuerdos desagradables,
esquiva la inutilidad.
Ama, juega, corre
y caminarás en el aire.
Rompe la espiral de la tristeza,
saca la alegría,
y entonces estarás listo para caminar en el aire.

FÉNIX
Llamas ardientes destruyen el corazón
que, lacerado, emana su último respiro
¿Qué ha matado la esperanza esta vez?
¿Cómo he podido imponerme este fragor?
Bajo lánguidos respiros y ojos sordos.
Noté la verdadera esencia de las cosas.
Ningún monstruo ha sido derrotado,
por lo tanto seguiré hundido en la oscuridad más oscura
Estatuas de mí mismo;
al suelo como cristal.
Un bien que se evapora
dentro de este estupor de destrucción.
Explota un grito silencioso
que me volverá más sospechoso hacia la vida
<<¿Qué has hecho?>> pregunta el cerebro al corazón
Ya ausente,
acepta la verdad impasible.

INDELEBLE
Indeleble tu alma
en mi corazón,
Inigualables esas sonrisas

que llegaban derechos a mi esencia.
Intrínsecamente infinitos
y misteriosamente sin límites
nuestro hilo rojo.
Inmensamente enredado
y luego de nuevo desenredado de la noche a la mañana.
Escucho la voz que he buscado en los vacíos.
Por muchos años,
no entendí qué es el amor.
Aún no aprendí.
Cercanos, indivisibles, lejanos,
pero siempre en todos lados,
me agarro a voces y ojos

para volverte a ver,
pero no son nunca los tuyos.
Infinitamente te he regalado todo de mí,

Escurridizo e indeleble,

el amor que siento por ti,
que ha destapado cada defensa

porque me he enamorado perdidamente de tu alma.
Indelebles,
los días que te he dedicado con todo mi ser.
No he escatimado esfuerzos.
Todo lo que he hecho ha sido espontáneo,
en la historia que me ha cambiado la vida.
En el misterio de tu voz,
Que había ya escuchado antes de conocerte.
Y que supe siempre calmarme.
Si hubiera un modo de explicar,
las energías universales,
que hacen explotar
esta luz que viene del alma
cuando te siento cerca.
Maravillosamente
apoderado por el eterno estupor,
te hubiera regalado mi vida.
No sé qué es el verdadero amor,
aún no aprendí
pero soy fuerte amándote.
Más fuerte que el tiempo,
de las circunstancias,
y de los lugares.
Sólido e indivisible.
El amor es indeleble.