Menu

SOBRE ESTEBAN CORRE. POR MILADIS HERNÁNDEZ ACOSTA

EL SUEÑO DE ESTEBAN Esteban corre es la graficación de un sujeto que persigue sus deseos. En este poemario hay una suerte de confesión íntima que lleva implícito un tropo

Gladys Mendía 4 años ago 48
Compartir:

EL SUEÑO DE ESTEBAN

Esteban corre es la graficación de un sujeto que persigue sus deseos. En este poemario hay una suerte de confesión íntima que lleva implícito un tropo de esencia raigal. Detrás de cada uno de los textos hay un afán de literariedad real, clara y objetiva dado que, quien escribe ha sobrevivido a su propia vigilia. Una suerte de conócete a ti mismo y así podrás entender a los demás. El encuentro con el ser toma valores esenciales. El acto de correr es solo un símbolo, un axioma para llegar a un solo punto: el encuentro consigo mismo, aceptarse y prevalecer.

Bajo un tropo sereno, profundo, a ratos esquivo, José Miguel Navas demarca sus obsesiones. La hipervisibilidad de sus fines hace que éste sea un poemario cristalino, de acento reflexivo. Hay en todo el libro una apertura emocional que trasciende justo por esos estados de aprehensiones, por ese concurrir a desentrañar las experiencias más hostiles del sujeto que demanda determinadas comprensiones; dígase aceptaciones dentro de un escenario que propugna o niega determinados valores. Hay además constancia de lo épico. Cronología del vivir, del pensar, y del hacer. Referencias a un mundo convulsionante, y dentro de él, la búsqueda instintiva de una felicidad que de vez en vez se fragmenta.

José Miguel Navas es un náufrago de un laberinto corpóreo. Un poeta que atrae precisamente porque en ese su “laberinto” hay angustia y rupturas. Transgresiones, dolor y modos de correr. Modos de enfrentar el miedo, y formas genuinas de levantarse. Sin impudor se atreve a exhibir sus daños, a proyectar los límites y saltar despojado de toda futilidad. Más bien se adhiere, insisto en lo profundo. Cala en lo humano y traspasa esos territorios donde el sujeto se representa en la más descarnada condición humana.

(…) Mi sangre es la quimera de los pájaros

los ángeles son hombres que habitan mi noche

ellos molestan mi ser

la mujer que soy

son tus hombres

esos malditos sabios

que son todos los cuerpos.

Miladis Hernández Acosta.
Princesa de la poesía cubana.
Guantánamo Cuba. 28 de mayo, 2020. Año de la Pandemia.


Esteban corre está disponible en formato tapa blanda en Amazon.es