Menu

SOBRE DONDE NACE EL AGUA. POR IHOVAN PINEDA

Donde nace el agua, nacen las formas, los colores y la poesía: la vida Los recuerdos nos llaman/siempre insistenno soportan que los abandonemosy tienen toda la razón del mundoporque son

Gladys Mendía 3 años ago 77
Compartir:

Donde nace el agua, nacen las formas, los colores y la poesía: la vida

Los recuerdos nos llaman/siempre insisten
no soportan que los abandonemos
y tienen toda la razón del mundo
porque son los ladrillos del pasado

Mario Benedetti

Donde nace el agua, como lo escribió Armando Polanco en la primera hoja de su libro que me obsequió, es donde nacen las formas, los colores y la poesía; donde nace la vida.

Este libro, poemario, merecedor del Premio Estatal de Poesía, Colima 2020, es un libro sumamente confesional, donde lo confesional es universal, donde lo subjetivo es objetivo, donde lo de uno es de todos, porque todos, de alguna manera, somos y fuimos eso; eso que siendo dejamos de ser. Pero también es un libro intimista, porque el poeta no sólo se confiesa, también se descubre, se deja ver, y nos deja ver.

Donde nace el agua es un libro de raíces, de cimientos, de un ayer que es hoy, de un entender el pasado para vivir y soportar el presente. Es un libro de poemas donde todo es nuevo, porque el autor vuelve a su niñez para contarnos todo otra vez, como lo vivió aquella primera vez que nunca dejó de ser. Es un libro donde hay un hombre que mira hacia atrás para saberse mañana.

Escrito en prosa poética, contiene imágenes bien logradas por la conciencia y los trabajos del poeta. Imágenes poéticas que nos obligan no sólo a pensar, sino a imaginar y recrear en la mente eso que se nos cuenta. Imágenes que nos invitan de manera obligatoria a ver y sentir.

Abrías la puerta de madera para que saliera el pesado silencio que nos arrullaba.

Estas calles y sus casas han estado por siempre, profundas como mis sueños.

También hay música, ranchera y de pájaros, y hay texturas y olores, como la madera y el cerrojo, y el pan que huele a todas las mañanas, y los árboles de guayabo, tamarindo y nance. Todo esto lo hay porque hay memoria.

Camino al río, las huertas nos arrojaban pájaros cantores …

… el olor del pan recién salido pasa de largo y se mezcla con el de las guayabas, los guamúchiles, el albahaca, limones podridos, caca de vaca.

Rescate de palabras ya en desuso, que nos remiten a lo que antes era y cómo era; cómo eran las cosas con y sin nosotros: despostillada, mojonera, botica, pelincado, tranca, aldaba, bastimento, chispeta. Todas esta palabras impulsan, con fuerza, las imágenes poéticas en Donde nace el agua.

Dedicado a Catalina, su señora madre, y a Coquimatlán (los vecinos y sus habitantes), pero también a sus hermanos, ese ejército de chiquillos, y a su padre siempre borracho, este libro aguarda la belleza de la tristeza, porque los pasajes que duelen están llenos de amor, y la desgracia y la miseria son soportables cuando el niño se acuesta a escuchar la radio, a mirar la plática de las vecinas y camina al sonoro río.

Los días llenaron a doña Francisca Vilchis de pequeñas luces en toda su piel, serían toques de sol …

Don Aniceto y doña Micaela eran una sola respiración …

Sobre la mesa de madera tenía un montón de revistas de amor …

Por ello, aquí no sólo está lo que cuenta Armando Polanco, está lo que cuentan los de Coquimatlán, lo que cuentan las calles, las casas de adobe, las noches frías y el ruido del tren al pasar.

Es un libro muy poético, porque es un libro muy vivencial, y utilizo estos adjetivos superlativos porque así se siente cuando se lee, cuando se sufre y se goza con él. Donde nace el agua, es un libro cristalino, de transparencia poética, porque es donde nacen las formas, los colores y la poesía: donde nace la vida y la historia de doña Catalina.

A la tercera noche se llenó tu corazón de amor suficiente, te levantaste a continuarnos la vida.

Armando Polanco

Armando Polanco. Es licenciado en Comunicación por la Universidad de Colima, ha publicado columnas de opinión en medios locales. En 2005 publica Ayeres de Coquimatlán, en 2019 el poemario Cuando Vienes. En 2020 obtiene primer lugar en certamen estatal de Viñetas convocado por Diario de Colima y ese mismo año es acreedor al primer lugar del Premio Estatal de Poesía Colima 2020 por el libro Donde nace el agua.


Ihovan Pineda. Poeta, ensayista y profesor. Maestro en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Colima. Autor de los libros Estarnos queriendo y pasado mañana (2008), De cómo las cosas han cambiado (2011), Principios de Incertidumbre (2015) y Bitácora de recuperación (2017). Este año 2021 se publicará Por las calles de L.A. Fue distinguido por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en 2013-2014 con la beca Jóvenes Escritores. Ha publicado en revistas: Tragaluz; Casa del Tiempo de la UAM; Revista de Poesía La Otra de la UNAM; Revista de Lenguas Modernas de la South Carolina University de Estados Unidos; Crítica, Revista Cultural de la BUAP; Círculo de Poesía; Cronopios; COFIBUK Literatura y arte; Bitácora de vuelo; Rojo Siena Editorial, Interpretextos; Vía Literaria-Proyecto Ululayu; Horizontum, finanzas y cultura; AO Revista Literaria;  Voces del extremo de España; Marcapiel, revista de literatura; Revista Cinosargo; Revista Levadura; Carruaje de Pájaros; LP5 Revista de Literatura y Arte, entre otras de México, Estados Unidos, Colombia, Perú, Chile, Venezuela, Francia, y España. Ha sido antologado en libros como el Anuario de Poesía Mexicana 2004 del Fondo de Cultura Económica; Locos de los 70´s de Fides Ediciones; Antología de Poesía FIP 2017 de Puertabierta Editores, y Toda la mar publicado por la Secretaría de Cultura del Estado de Colima. En 2016 fue integrado en la Enciclopedia de la Literatura en México de la Fundación para las Letras Mexicanas del Gobierno de México y en 2018 al Catálogo Biobibliográfico de la Literatura en México. Es, desde 2010, coordinador de comunicación social, proyectos editoriales y proyectos en desarrollo del Centro Universitario de Estudios e Investigaciones sobre la Cuenca del Pacífico – Centro de Estudios APEC de la Universidad de Colima, donde también colabora como coordinador editorial de la revista PORTES.